Logo di Nova Cana
Un'assemblea a Nova Cana
La idea de Nova Cana nace en 1958. “Quería ver si la fuerza del amor, que se transforma en acogida, servicio y escucha a los demás, bastaba para hacer salir los mejores latidos de los seres humanos y para preservarlos de los peores. Quería que hubiese un lugar donde poder hablar libremente y sin pudores de si mismos, de las propias exigencias y donde el deseo profundo del hombre tuviese su espacio y su dignidad. Un lugar en el que se pudiera hablar de Dios sin el peligro de sentirse definido como herético, protestante, panteísta, sectario, subjetivista,
subjetivista, laico, ateo, agnóstico y gnóstico. Un lugar donde poder experimentar el nacimiento de una verdadera comunidad humana. Quería que hubiese un lugar abierto a la búsqueda cultural de quien cree en el hombre y no teme la confrontación con el Evangelio, porque se reconoce la vocación de amar, acoger y buscar juntos. Un lugar que fuese culturalmente autónomo y laico pero que, al mismo tiempo, estuviera conectado con la Iglesia y con mí pasada experiencia mística; es decir, donde no fuera negada ni la pertenencia a la fe católica, ni el origen de mi experiencia mística. Ambos aspectos estaban a disposición de quién quisiera conocerlos, sin embargo, el acento de fondo estaba puesto sobre el hombre.
En Nova Cana comencé a comunicar mi visión del hombre y de Dios. Todos quedaban implicados, fueran éstos ateos o creyentes. Todos sentían que lo que yo les comunicaba
era lo que ellos deseaban en lo profundo, aunque no tenía el atrevimiento de creerlo posible en la historia. Nace un dialogo muy particular entre creyentes y no creyentes. Un dialogo que dura desde entonces hasta nuestros días. Encontrar nuestra humanidad, a través de María, nos permitía descubrir nuestra divinidad en Jesús Hombre-Dios como fin, objetivo de nuestra existencia.
Nova Cana jamás ha tenido reglas, únicamente la regla de la escucha, de la acogida y de la búsqueda común. Fueron periodos de convivencia: hombres, mujeres, sacerdotes, religiosos, parejas, enfermos, incapacitados, marginados. etc. Pero el hilo conductor de Nova Cana seguía siendo la búsqueda cultural y el dialogo. Una búsqueda que nos unía a todos, desde el primero al último que llegaba. La búsqueda era sobre los fines del hombre, sobre las exigencias que sentíamos más humanas y que cualifican la existencia.
Durante muchos años la vida de Nova Cana se desarrolla como actividad de búsqueda y puesta en común de todas las exigencias y esperanzas con relación al cambio, tanto de la persona como de la historia. Ser una persona original, creativa y amante es el objetivo que todos habíamos reconocido prioritario para empeñarnos juntos en transformar la historia. Para que esta historia llegue a ser una historia de comunicación entre las personas y realice los valores de la paz y de la justicia en el amor”

Angela Volpini
Por qué Nova Cana
Pagina IT
Comparte
Comenta
Copyright © 2014 - Nova Cana
-Inicio
Inicio ES
Home IT


-Quiénes somos
-Por qué Nova Cana
-Angela Volpini
-Actividades
-Asociación Familiar
-Celit
-Análisis Histórico
-Propuesta Cultural
-Palabras Clave
-Libros
-Cursos
-Indicaciones
-Calendario
-Como llegar
-Contactos
-Donaciones
-Download
-Mapa del sitio
-Newsletter
-Facebook
Palabras clave
Busca