Logo di Nova Cana
Un'assemblea a Nova Cana
Un ejemplo de cómo ha sido y puede ser posible transformar la realidad a la medida de la persona humana, y construir con pasos progresivamente crecientes un futuro sostenible por la sociedad, es la experiencia del CRST (Centro Ricerche e Sviluppo del Territorio) antes, y del CELIT (Centro Lavoro Integrato nel Territorio) luego. Esto ha representado, a lo largo del tiempo, un modo para verdaderamente "dar esperanza al futuro”. Giovanni Prestini ha puesto en la realidad cotidiana el mensaje del Bocco, a través de un proceso de co
contextualización que ha anticipado, en años, muchas de las más avanzadas teorías sobre el desarrollo del territorio. De la importancia central de la persona a la construcción de vías de desarrollo sostenibles del territorio, en términos humanos, ambientales, económicos. Son las personas las que dan valor al territorio, en cuanto la persona humana con su presencia es la única y esencial motivación para activar ideas, proyectos, recursos económicos; es el primer y irrenunciable recurso de cada proyecto de desarrollo.
Basándose en estos conceptos, Giovanni Prestini crea, a comienzos de los años ’70, el Centro de Investigación y Desarrollo del Territorio (Centro Ricerche e Sviluppo del Territorio : CRST) y inicia una investigación a la vez teórica y aplicada para poner a punto un modelo de desarrollo adaptable a las diversas realidades.
A través de cientos de coloquios con administradores, empresarios, asociaciones y simples ciudadanos, el grupo de investigación elabora y experimenta un modo nuevo de programar y construir las líneas de crecimiento de las comunidades locales y de los territorios aledaños. Un proyecto construido sobre la base de las potencialidades y las exigencias que expresa cada espacio social, pero leídas con la capacidad de ir más allá, más alá del dato, más allá de lo que se ve, más allá de la realidad que lo cotidiano casi desgasta.
Un proyecto a medida del territorio, pero con una visión amplia, colocando al territorio mismo en una dimensión mundial, en la que son posibles las relaciones, los intercambios; es posible crecer, confrontarse, conocer. Un proyecto a medida con la realidad, capaz de conectarse con los sistemas normativos, con las conexiones económicas, y con los flujos de las finanzas, sin perderse.
Un proyecto de avanzada, pero haciendo experiencia constantemente en el presente. Nacen así las cooperativas agrícolas, los grupos de adquisición, las asociaciones culturales y por último CELIT, la dimensión instrumental de lo posible.
























CELIT, o bien Centro de Trabajo Integrado en el Territorio, la empresa que dialoga y trabaja constantemente con la sociedad real, en la que inyecta, cada día, a través de proyectos y intervenciones concretas, la esperanza en el futuro.
CELIT reúne a su alrededor a un grupo heterogéneo de expertos en distintos ámbitos, así como es heterogéneo el desarrollo local, que compendia, en el bienestar de la sociedad humana, tierra, empresas, salud, cultura social, gobierno y mucho más aún.
Cada día CELIT trabaja al lado de los administradores, de los empresarios, de las personas que juntas buscan soluciones realizables, entretejiendo las hebras de los recursos locales, buscando las conexiones con un sistema financiero cada vez más complejo y externo a la dimensión humana.
Dimensión que CELIT busca sobre todo en los jóvenes, hacia quienes va dirigida una constante atención, un espacio para transmitir ellos su sentido de la historia, sus conocimientos, su experiencia, como instrumentos para que puedan lograr expresar de la mejor manera posible sus potencialidades.
CELIT es hoy una sociedad de investigación, proyectos, consulta; opera en el mercado y en el mundo, pero su lógica la pone siempre al lado del cliente, nunca por encima o por delante, al lado, porque la construcción del desarrollo local es un camino que se recorre juntos, dejando los territorios más ricos y completos, de intervenciones, pero también de ideas, competencias y valores.
De la investigación permanente han nacido, en el sector agrícola, la “Cooperativa Agrícola Casanova Staffora” para la cría de ganado bovino de carne de pastoreo, y la “Granja el Biancospino”, para la producción y venta de carne bovina de calidad.
En el área de lo social nace la “Associazione Famigliare Nova Cana (Asociación Familiar Nova Cana), que proyecta y eroga servicios a la familia, los jóvenes, las escuelas y los Entes locales.
CELIT tiene la sede en Casanova Sinistra; el equipo de investigadores está disponible para momentos de debate, información, investigación con otros individuos y grupos que deseen conocer mejor sus teorías y modalidad de trabajo; organiza cursos y experiencia de trabajo para los jóvenes y seminarios de formación acerca de las metodologías aplicadas del desarrollo local.
El Celit
Condividi
Commenta
Pagina IT
de izquierda:

Concetta Pugliese
y
Eleonora Albertazzi
En ocasión de la Jornada Internacional de la Montaña, a Giovanni Prestini, presidente del Celit:

"Por la dedicación prodigada para el desarrollo de la montaña y por volver a dar valor y dignidad a su gente"
.

Otorgado por el Presidente de la República Italiana Carlo Azelio Ciampi en el Palacio del Quirinal miércoles 30 de Noviembre 2005.
Giovanni Prestini: presidente Celit
Dario Volo (cons. amministr. Celit) e Concetta Pugliese
Concetta Pugliese: vicepresidente Celit
Copyright © 2014 - Nova Cana
-Inicio
Inicio ES
Home IT


-Quiénes somos
-Por qué Nova Cana
-Angela Volpini
-Actividades
-Asociación Familiar
-Celit
-Análisis Histórico
-Propuesta Cultural
-Palabras Clave
-Libros
-Cursos
-Indicaciones
-Calendario
-Como llegar
-Contactos
-Donaciones
-Download
-Mapa del sitio
-Newsletter
-Facebook
Palabras clave
Busca